tendencias decoracion navideña

Tendencias en decoración navideña de hogar

Venga, reconócelo, al igual que nosotros estás ya en modo navideño, pensando, entre otras cosas, cómo vestir tu hogar con las mejores galas para familiares y amigos, pero también para ti, por supuesto, buscando esa combinación de magia y estilo. Te presentamos las últimas tendencias en decoración de Navidad para este final de año 2018:

Aparca por un momento el exceso de rojo, blanco y verde y apuesta por algo más chic: tonos vistosos, divertidos, como los amarillo, rosa y celeste. Llévatelos, por ejemplo, tus alfombras modernas, con formas geométricas, impresionistas.

Los accesorios deben adaptarse a tus espacios y no al contrario. Si tu salón vanguardista por naturaleza, una de las plantas de moda son los cactus. El cactus is the new abeto. Adórnalo con objetos dorados para conseguir el contraste perfecto. Pues funcionan muy bien los colores metalizados combinados con otros más oscuros. Aunque si eres de los que no puedes dejar de apostar por un buen árbol, deja sus ramas desenfadas, abiertas, alborotadas: el caos es tendencia. Pero si el espacio resalta por su ausencia en tu hogar, una idea brillante es usar la piña, fruta icónica, como árbol de Navidad.

La iluminación continúa siendo un elemento imprescindible. Las guirnaldas luminosas son un perfecto reclamo. Añade bayas y detalles en cobre y terracota.

Imprime de aire bohemio el entorno. Para ello, nada mejor que las texturas naturales: tallos de algodón, cuentas de madera, atrapasueños, cojines XXL… Cambia la típica funda para cubrir la base del árbol navideño por alfombras de salón; te recomendamos nuestro catálogo de piezas algo más pequeñas, muy prácticas y de usos variados.

Quienes de verdad disfrutan estas fechas son los niños. Evita, no obstante, adornos rompibles: apuesta por las manualidades y materiales reutilizables.

Lo ecléctico mola. Combina diferentes tipos de materiales (cristal, espejo, perlas) y tendencias donde convergen colores más sofisticados (plata, azul, negro), desarrollándose contraste con suma personalidad.

Y si lo tuyo es lo rural, emplea mucho verde y marrón, arpilleras, ratán, mimbre…, más el inconfundible calor acogedor de las velas.